La palabra pastoral deriva de pastor, y el ser pastor significa enseñar, cuidar y cultivar. En la simbología bíblica Dios y Jesús actúan como pastores, enseñando la palabra de Cristo y sirviendo y cuidando a la comunidad cristiana.

Los siguientes libros pastorales tienen como objetivo instruir y guiar a los lectores en materia de fe y dar a conocer su doctrina. Estos libros buscan establecer ámbitos de encuentro y diálogo entre la razón y la fe.