PSICOLOGÍA POSITIVA. Aprende a ser feliz con la ciencia del bienestar

Fecha: miércoles, octubre 19, 2022 Comentarios: 0 Visto: 496

¿Quieres fórmulas mágicas para ser feliz aunque te roben y atropellen? ¡Vaya!, en este libro no las encontrarás. Su contenido es el resultado de años de práctica profesional de un equipo de expertos en bienestar, que además nos nutrimos de múltiples aprendizajes obtenidos de los mayores expertos de cada área. Sabemos que no existe el cambio mágico. Si así fuese, todo el mundo estaría estupendamente, ¿no crees? Creemos en la ciencia, ya que nos da pruebas día a día de su eficacia. Y en aprender y practicar Felicidad y Crecimiento Personal con constancia. Este libro plantea un camino: el de la asimilación progresiva de las teorías y técnicas más eficaces y sólidas, para desarrollar nuestro potencial y vivir de la manera más sabia posible. Quiero dejar claro desde la primera página que no invita ni explica cómo llegar a no pasarlo mal NUNCA, sino a que emociones negativas como la tristeza o el duelo, puedan tener una función constructiva. No es fácil ni difícil, es simplemente un camino. ¿Quieres aprender a caminar de la forma más sabia posible? Seguramente habrá que aprender y hacer bastantes cosas, pero…

¿Tienes algo más importante que hacer?

Los tres filtros de Sócrates

Cierta vez un alumno chismoso le quiso llevar un cotilleo al maestro (Sócrates) y le dijo:

     Maestro, déjeme que le cuente lo que hizo un discípulo…

Sócrates, conociendo la tendencia negativa de este discípulo, lo interrumpe:

     Para permitirte que me lo cuentes, deberás pasar primero la prueba de los  tres filtros.

El alumno responde:

     ¿Y cuáles son?

     El primer filtro es La Verdad. ¿Estás totalmente seguro de si lo que me vas a contar es verdad?

     Bueno…, pues… No, en realidad yo solo lo oí de alguien que lo comentó. Pero podría ser mentira.

     Vaya, así que no sabes si es verdad y aun así pretendías transmitirlo. ¿Curioso, no? Continuemos. El segundo filtro es La Bondad. ¿Lo que me vas a contar es algo bueno para mí o para el discípulo del cual me vas a hablar?

     No, al contrario…

     ¿Así que pretendías decirme algo que no es bueno ni para mí ni para él, y que ni siquiera sabes si es verdad? Bueno, todavía queda una posibilidad con el tercer filtro: El de La Utilidad. ¿Es lo que pretendes decirme útil para mí?

     Pues no, realmente no.

     Bueno, pues si lo que me ibas a decir no sabes ni si es verdad, no es bueno para mí o para él, ni útil, ¿para qué me lo quieres decir?

¡Bienvenido! Quisiera comenzar dándote las gracias por embarcarte en esta lectura. La base de lo que aparece entre estas páginas procede del proyecto PositivArte, que nace precisamente con la intención de difundir el Arte de Vivir en Positivo. Agradezco de veras que te acerques a algo así, porque aprender a ser feliz, además de ser una necesidad universal, es un gran bien social. Echando un vistazo a las estadísticas, se observa claramente que, aunque la riqueza y mejoras generales de los países van en evidente aumento, también lo hacen los porcentajes de psicopatología. Las tasas de depresión y suicidio aumentan y se adelanta su edad de aparición. La violencia doméstica continúa cobrándose muchas víctimas. España es de los países donde los menores sufren más ciberacoso dentro de la Unión Europea. Y un largo y triste etcétera.

Nuestro bienestar está en riesgo, así que la opción más sana es que podamos convertirnos en expertos en su cuidado. Si lo obviamos, corremos el riesgo de estar, consciente o inconscientemente, reduciendo nuestro potencial y el de los demás para estar bien. Por lo tanto, parafraseando a Carmelo Vázquez, uno de los principales maestros de Psicología Positiva en el mundo, que sepamos cómo ser felices y lo practiquemos es un deber moral. Es esencial para mí, desde el comienzo del libro, prevenir un grave malentendido con el que me topo a veces: el hecho de pensar que la Psicología Positiva propone la pasividad ante las injusticias, creer que podemos o debemos a través de ella obviar la violencia que recibimos, o que propone un individualismo en el que “somos capaces de todo”. De hecho, propone justo lo contrario: favorecer la consciencia, autocuidado y fortaleza individuales para ser más capaces de defendernos de lo injusto, promover la consciencia social, para construir conjuntamente culturas basadas en el bienestar para todos los seres o potenciar la empatía y los valores. Precisamente, la Psicología Positiva no deja de extraer comprobaciones empíricas de que estos enfoques son los que se asocian de manera clara con el Bienestar y la sostenibilidad en sus diferentes planos, tanto a nivel individual como colectivo. Gracias por esforzarte en entender con profundidad lo que significa esta disciplina y por qué es tan importante.




Comentarios

Deja tu comentario