Entrevista a Mª Ángeles Almacellas autora de "No creo pero busco la verdad"

Fecha: viernes, diciembre 17, 2021 Comentarios: 0 Visto: 238

“Cuando el hombre no cree en Dios, es capaz de creer en cualquier cosa” Chesterton

“Según estaba estudiando el tratado de los grados de oración de Santa Teresa, yo decía, ¡pero si están aquí todas las respuestas! Lo importante en una pregunta vital, no es la respuesta exacta, sino la actitud con la que se afronta la pregunta. Cuando te haces la pregunta es porque, de alguna manera, ya tienes la respuesta o ya te inquieta la respuesta. Cuando una pregunta te la formulas como experiencia y desde tu experiencia, la respuesta te va a venir por el mismo camino. Esas son las que valen”.

Podemos entender que es un libro que también se dirige a esas personas que tiene inquietud y que buscan esas respuestas a grandes preguntas, pero que no necesariamente creen.

Esa es la clave y eso es lo general. Ateos, es decir, personas que desde su razonamiento no creen en la existencia de un ser superior, hay poquísimos. Lo que hay son agnósticos, es decir, si Dios existe, que debe de existir, estará allí en su sillón de nubes sentadito y me verá a mí como una hormiguita; él por su camino y yo por el mío.

El ser humano se experimenta como limitado, somos frágiles y llega un momento en el que envejecemos y nos morimos. Somos finitos, tenemos un fin. Pero al mismo tiempo, nos experimentamos como “in-finitos”. Yo no puedo ponerle límites a mis sueños, al amor con el que me proyecto a mis hijos, a mis amigos. Entonces, ese “in-finito” en tensión con lo “finito” desconcierta al hombre. Por eso, a veces, la muerte es tan dolorosa, pero al mismo tiempo nos deja pensando “no puede ser que eso haya terminado, es imposible.

Háblanos de Santa Teresa, porque realmente conocemos su nombre y el eco de parte de su obra, pero más como un eslogan que como otra cosa. Cuéntanos.

Yo la conocía y me interesaba mucho desde tiempos del Bachillerato. Además, me supuso un sobresaliente en un examen, porque yo la había leído y la había estudiado. Eso ha creado una complicidad entre las dos y un agradecimiento eterno.

"Santa Teresa es una brújula para orientarnos en el sentido de la vida".

Últimamente, tuve la oportunidad de profundizar en Santa Teresa desde un punto de vista no solo literario, sino más total. Yo he descubierto una mujer, que según la iba leyendo, decía: “esto es, esto es para el hombre de hoy”. La veo más actual, capaz de enseñarnos a plantearlas preguntas y las respuestas. Lo que quiero decir es que Santa Teresa tiene un valor de actualidad para los planteamientos que podamos tener.

Santa Teresa lo que nos enseña es a tener un encuentro personal de cada hombre con el Dios que se revela en Jesucristo. Tener un encuentro de amistad.

“No es otra cosa oración que tratar de amistad con quien sabemos nos ama”

Teresa de Jesús, en su “tratadillo” de los cuatro grados de oración, marca el sendero que nos conduce a un encuentro de amistad con el Amigo, en el que se hallan respuestas a todas las inquietudes y bálsamo para todas las heridas. Y este libro trata de ofrecer una guía práctica para seguir las huellas de Teresa por ese camino de plenitud personal y adentrarnos en el ámbito de amor y amistad que da sentido a nuestra vida. Está dirigido a:

-          Los que no creen en el Dios que se revela en Jesucristo.

-          Los que buscan la verdad de Dios.

-          Los que creen en Jesucristo, pero sin pertenencia a una religión.

-          Los que tienen frío el corazón.

-          Los cristianos alejados de la fe.

-          Los cristianos que recitan el Credo con más dudas que certidumbres.

                                                                     




Comentarios

Deja tu comentario