"Viaje a tu cerebro. El arte de transformar tu mente" Rosa Casafont i Vilar

Fecha: martes, noviembre 30, 2021 Comentarios: 0 Visto: 405

«Las personas normales no pueden vaciar su mente de sentimientos, pero pueden esforzarse para que estos sentimientos sean mayoritariamente positivos y útiles» Ignacio Morgado Bernal.

“En el siglo XVII, un gran pensador como Espinoza abordó la naturaleza de las emociones, de los sentimientos y la relación entre cuerpo y mente. Espinoza ya nos anunciaba que solo podemos combatir una emoción negativa con una emoción positiva más intensa, producida a través del razonamiento y del esfuerzo intelectual. Una emoción inducida por la razón, no solo con la razón pura. Me parece apasionante reconocer en su pensamiento lo que, a día de hoy, neurocientíficos de primer nivel ratifican, y que no deja de ser la base de nuestra capacidad para el cambio” (pág. 12).

En esta obra, la autora describe un método propio, el Método Thabit, orientado a la reestructuración cognitiva y a la gestión emocional y del comportamiento, partiendo de un autoconocimiento neurobiológico, estructural, funcional y de capacidad. Este libro nos propone un viaje, en el que se realizan cinco paradas en diferentes “Estaciones de Conocimiento”.

¿Por qué la autora decide llamar a su método, el Método Thabit? Fue el nombre que recibía un médico de gran fama, escritor de diversos tratados médicos. Thabit se dedicó a la astronomía, descubriendo una estrella en la constelación de Orión, a la que dieron su nombre. La estrella Thabit, conocida como “la que resiste”, unida a la figura de un médico, fueron los dos aspectos que convencieron a Rosa Casafont i Vilar: “Me pareció una asociación simbólica preciosa a mi condición profesional dedicado a la salud, con determinación y fomentando creatividad, en este maravilloso universo estelar representado en nuestro cerebro”.

El ámbito de aplicación del Método Thabit es multidimensional, desde la niñez a la ancianidad y desde la formación personal hasta cualquier campo profesional.

Como dijo Aristoteles, un pensamiento genera una acción, esa acción nos lleva a un comportamiento, ese comportamiento repetido nos crea hábito y de ahí se desprende nuestro carácter y destino. Partiendo de esta reflexión, se define la importancia de nuestra forma de pensar y la capacidad de aprendizaje. Gracias a la neurociencia, sabemos que podemos aprender y desaprender, es decir, volver a aprender, con una orientación diferente.

“Gracias al hecho de ser conscientes de dónde centramos nuestra atención, tendremos la posibilidad de dirigir nuestra transformación, influir de forma más favorable en nuestro entorno y tener la satisfacción de comprobar que el hecho de entender el presente como oportunidad, ayuda a determinar el futuro que anhelamos” (pág. 13).

La base para poder llevar a cabo este proceso es la plasticidad de nuestro cerebro, la capacidad de cambio de nuestras redes neurales. A través del método Thabit, se aprende a construir pensamientos, sentimientos y comportamientos, para construir así las vivencias de cada uno. Como dice la autora, “dirigimos el cambio o el refuerzo para automatizar hábitos saludables, ejerciendo así de verdaderos protagonistas en la creación de nuestra vida”.

Ejercer este arte te resultará un reto ilusionante. Te facilita el conocimiento, desde las bases científicas, de qué hacer y cómo hacerlo sencillo y ameno, poniendo a tu disposición herramientas para que dirijas la transformación de las redes neurales que sustentan tu vivencia.

Si crees que merece la pena conocer capacidades para dirigir tu vida de forma saludable, tienes que leer este libro.

Si crees que tu carácter ya está formado y que a cierta edad ya no puedes hacer cambios significativos en él, tienes que leer este libro.

Si crees que los genes nos determinan y que el margen de maniobra que tenemos para cuidar nuestra salud y nuestras relaciones es reducido, es una entre otras muchas razones por las que, junto a la autora, debes explorar tu cerebro. 

A través de este viaje apasionante, que te dejará huella, conseguirás abrir la mirada a nuevas posibilidades para crear tu proyecto vital.






Comentarios

Deja tu comentario