Presentación de Enseñanzas del Silencio de Moratiel en la Institución Teresiana de Sevilla.

Fecha: martes, enero 31, 2017 Comentarios: 0 Visto: 645

En la tarde del 26 de febrero de 2017 se presenta el libro Enseñanzas del Silencio de Moratiel en la sede de la Institución Teresiana, c/ Torrijiano 15, lugar que acoge generosamente, desde hace ya 4 años, un grupo de meditación silenciosa, entorno a las personas que acuden a los talleres de Enrique Martínez Lozano. En y para ese entorno de acompañamiento sostenido en la práctica del Silencio, se hizo esta presentación.

A ella acudió Manuel Guerrero, director de ediciones de Desclée de Brouwer, a quien la autora agradeció no sólo su iniciativa de que este libro viera la luz, sino el cuidado en su edición y el acompañamiento en su difusión posterior, así como a la editorial.

Acompañaban a la autora en la presentación del libro, dos mujeres, miembros de la Institución Teresiana, Rosa Dolores Pérez Pérez, profesora y Emma Martínez Ocaña, como ella se define, buscadora del silencio contemplativo. Eso fue lo que compartimos en esa presentación, nuestras búsquedas y vislumbres sobre el vivir desde el Silencio que se recoge en ese libro. 

Algunas aportaciones de las personas intervinientes:

Emma Martinez Ocaña

"En el libro, muy pedagógicamente organizado, está un tratado sobre el silencio útil para quienes lo practican y para animar a quienes no tienen aún experiencia de él. Desde lo más elemental de qué hacer con el cuerpo, la postura, el discurrir contínuo de la mente y la dificultad para observarla, serenar y fijar el flujo de la atención...hasta el como "asentarse" en la postura corporal y en la respiración hay todo un camino suavemente esbozado que facilita la práctica. Un papel muy importante tiene tamién, como no podía ser menos que fuese, el análisis nada moralista, de las tendencias fundamentales de, y muchas veces inconscientemente, nuestro "ego" y el camino para unificarlo y asentarlo en la verdad de nuestro Ser.

[...] Quiero subrayar algunas de las afirmaciones de este libro que han tenido impacto dentro de mí y me han remitido a mi propia experiencia y seguramente a la experiencia de tantas personas que como yo practican el silencio. Del bellísimo prólogo de Javier Melloni: "Silencio es otro modo de hablar de la presencia de Dios que anida en el fondo del ser humano y de todas las cosas, es fondo, que cuando se vislumbra, cambia el sabor de todo."

[...]Acoger lo que el silencio nos muestra de nuestra persona nos sitúa en la verdad de nuestra fragilidad y nuestra riqueza y por ello en la humildad y la libertad...Es la verdad la que nos va haciendo libres. En el despojo de nuestras construcciones mentales y de nuestro mundo emocional para ir más allá, más al fondo, más a la raíz de nuestra verdad."

 Rosa Dolores Pérez Pérez

"El libro que presentamos es una obra de amor hacia Moratiel, hacia el Silencio y un regalo para todos los que no hemos tenido oportunidad de conocerlo a él personalmente. Brota en la autora desde una inmensa gratitud, amor y respeto hacia Moratiel y hacia lo que él les trasmitió."

Javier Melloni expresa bellamente en el prólogo al libro su reconocimiento a "un libro que brota de un maestro y una discípula y la fuente de ese brotar les trasciende a ambos: procede de la Sabiduría que nace del Silencio, de la Presencia de Dios, que anida en el fondo del ser humano y de todas las cosas [...] Estamos ante unas palabras vivas y vividas por ambos. Esto da un valor añadido a este libro que, siendo de Moratiel, también es de Alicia, porque estas palabras no solo han pasado por ella, sino que la han traspasado. Alicia ha hecho algo más que una mera transcripción. En estas páginas también está recogida su propia experiencia del Silencio."

Según la autora, este libro quiere ser fiel a las palabras de Moratiel. La editorial y ella han querido recoger su voz, la voz de un hombre enamorado, libre, sencillo y sabio a la vez, un hombre que nos enseñó que lo más importante en la vida no era sobresalir, sino ser fiel a los dictados del corazón; un hombre tan olvidado de sí mismo, que reflejaba la vida intacta, tal como es, con toda su belleza y sencillez.

Comentarios

Deja tu comentario