Entrevista con Pilar Blanco

Fecha: jueves, abril 7, 2022 Comentarios: 0 Visto: 280

“La práctica de la escritura y las técnicas de la meditación son dos disciplinas muy poderosas para organizar la mente”

LA AUTORA

Pilar Blanco es periodista, escritora, coach literaria y una apasionada de la literatura y las técnicas orientales de entrenamiento mental. Licenciada en Ciencias de la Información (UAB), máster en Formación del Profesorado en la especialidad de Filosofía (UB), dedica la mayor parte de su tiempo a escribir y a asesorar a otros autores.

Desde hace 35 años dirige publicaciones de decoración, actividad que compagina con la formación continua y la redacción de textos literarios como autora, coautora y coaching literario de diversos proyectos editoriales, tanto de ficción como divulgativos.

En su libro Meditación y creación literaria. Aprende a vivir y a escribir mejor se recoge una buena parte de los conocimientos adquiridos durante su dilatada trayectoria en ambos campos.

¿Cuál fue el motivo que te impulsó a escribir este libro?

El convencimiento de que la práctica de la escritura y las técnicas de meditación son dos disciplinas muy poderosas para organizar la mente, ser más eficaz, ganar ecuanimidad y reducir la ansiedad, la confusión y el miedo a la incertidumbre.

¿Es un libro solo para escritores?

No, en absoluto. Es un libro dirigido a todo aquel que quiera conocer mejor el funcionamiento de su mente, lo que puede hacer para vivir de una forma más creativa e intensa y saber afrontar con un talante constructivo y sereno las alternancias propias de la vida.

Entonces, es una especie de manual de vida y de escritura…

Sí, ante todo, es un libro para pasar buenos ratos con uno mismo aprendiendo para entenderse mejor. Cada capítulo se acompaña de ejercicios de escritura y de atención plena, encaminados a dejar salir todo lo que se agita por ahí dentro y convertirlo en pura literatura y autoconocimiento. En el proceso también se consigue entender y gestionar las emociones, los pensamientos y los estados de ánimo de una forma más consciente y saludable.

“Escribir es un acto de intimidad con uno mismo y meditar es ir al encuentro de lo que realmente somos”

Llama la atención que hayas unido dos disciplinas tan dispares. ¿Tienen algo en común?

Escribir es un acto de intimidad con uno mismo y meditar es ir al encuentro de lo que realmente somos. Todo está ahí adentro. Se trata de bajar a la mina y trabajar con los materiales que vayan surgiendo durante la exploración de este territorio tan íntimo y a veces tan desconocido. Aunque no todo lo que se encuentre allí abajo sea agradable y fácil de aceptar.

¿En qué puede ayudar la meditación a una persona que escribe o que quiere empezar a escribir?

Además de conseguir una atención más entrenada y dócil, el meditador logra reducir los pensamientos rumiativos y dejar la mente disponible para centrarse en cualquier actividad. La meditación también ayuda a evitar los típicos bloqueos de escritor porque invita a enfocarse en el proceso de creación y no únicamente en el resultado; a disfrutar escribiendo y dar rienda suelta a esos mundos silenciados que llevamos todos muy adentro.

¿Qué hace la escritura para mejorar la práctica meditativa?

Un escritor que quiera iniciarse en la meditación ya cuenta con cierta ventaja, porque es una persona acostumbrada a ejercitar el “músculo” de la atención, a concentrarse a niveles profundos y a viajar a su interior para recoger los materiales que precisa para sus textos.

“La rutina solo es molesta e incapacitante cuando dejamos de crear y automatizamos la vida”.

Y para finalizar, ¿nos podrías dar una cápsula que nos ayude a vivir más satisfechos y felices?

Para mí es muy importante estar más presente y hacer algo divertido y creativo cada día. No hace falta nada demasiado complicado, basta con cosas sencillas, como dibujar, escribir un minirrelato, pasear por un lugar agradable, practicar algún deporte o visitar una exposición interesante. La rutina solo es molesta e incapacitante cuando dejamos de crear y automatizamos la vida.

Bibiana Ripol Comunicación

     




Comentarios

Deja tu comentario